Home » Blog » Sigues como siempre

Sigues como siempre

Hoy fui a esperarla a su trabajo,
El sol aún seguía fuerte con la imagen retenida en mi memoria de pez en ese momento sublime, la vi al final de la calle acercarse a mi caminado despacio.
Igual que cuatro años atrás cuando la esperaba en su portal y la veía llegar de casa mientras me dejaba llevar por sus andares, por su curvas, deseando abrazarla.
Las mismas piernas de jugadora de tenis que hacen girar la vista discretamente a los hombres maduros y con descaro a los más jóvenes al cruzarse con ella.
Las gafas rojas ocultaban sus ojos cansados de toda una semana agotadora, su trabajo conseguía dejarla casi sin energía al llegar los viernes.
Ya quedaba menos para besarla.
El ruido de sus botas provocaba una melodía gratificante en el pavimento silencioso de la tarde.
Mi corazón latía más deprisa ante el inminente encuentro.
Cinco metros, cuatro, tres, dos, sientí su perfume infantil cercano, un metro y me sonríe, en un segundo tocaría el cielo.
Nos besamos durante segundos infinitos y al separar nuestros labios me dijo lo que nadie creería… ¿has llorado?

Sigues como siempre, llorando para soportar mi ausencia

Autor: Arturo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Artículos similares

Login

Contraseña perdida?