Home » amor » Cuando las reacciones llegan tarde

Cuando las reacciones llegan tarde

A veces las reacciones llegan demasiado tarde. Uno espera algo del otro pero el contrario no se lo da. Pasa el tiempo y el desánimo se instala en una relación que a veces no se sabe ni cómo denominar. Los toques de atención continuos no son o no quieren ser percibidos, hasta que el que espera decide poner punto final a algo que no le llena, que es absurdo.

Y entonces surgen las preguntas, sin comprender cómo se ha podido llegar a un final que no se esperaba. Ignorantes viviendo en un mundo completamente diferente al que la parte opuesta define. Pero ya no hay marcha atrás. Las decisiones meditadas a lo largo del tiempo no tienen vuelta de hoja cuando comportamientos extraños han dejado paso al desamor.

Demasiados silencios, ausencias, maneras egoístas de ver la vida, creyendo que somos el ombligo del mundo, cuando enfrente teníamos a alguien que nos podía dar todo para ser felices.

La última conversación se vuelve brusca, llena de sinsabores, amarga porque un adiós siempre es triste. Y aun así, después de las explicaciones la sinrazón sigue en el aire y el otro se va llorando. Triste y solo pero culpando a los demás por algo que nunca supo dar o transmitir, aunque en verdad sintiera ese amor que ahora predica.

Y es que muchas veces no vale sentir. Hay que hacer comprender al otro lo importante que es para nosotros, sin instalarse en la comodidad de una relación porque eso, en la mayoría de los casos, puede caer por su propio peso.

 

Autor: Plataforma de amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Artículos similares

Login

Contraseña perdida?