Home » amor » ALMA ROTA

ALMA ROTA

Ella lo amaba, pero se casó con el otro. Tuvo dos hijos y otro venía en camino. El marido bajaba a la mina y regresaba con los ojos en sombra, sucia la cara y negras las uñas. La mujer bordaba calcetines de lana, atendía el fuego donde hacía el caldo, daba Candela a la chimenea de la casa en el pueblo de perpetua niebla en la comarca remota. El hijo mayor, azules tenía los ojos y su pelo rubio de trigo en nada se parecía al de Su padre. De la mina volvió el marido mancado antes de tiempo y al abrir la puerta de la casa halló al niño pequeño llorando en la cuna solo. Grito con fuerza el nombre de las esposa y esta no contestaba. A la planta superior subió en dirección a la alcoba. Desde fuera en el pasillo se escuchaban gemidos y los ojos del marido en fuego se habían convertido. Colérico entró  en la habitación y en la cama los encontró. El pelo negro de ella, todo enmarañado estaba. La única ropa que vestía era la de su blanca piel, el hombre que la poseía de espaldas a la puerta estaba sin ropa que lo vestía. El marido no dijo palabra alguna, se abalanzó sobre ellos mientras sacaba del bolsillo una navaja que decidió el final de su amor carnal. De rojo tiñó las sábanas blancas dando muerte a ambos en el mismo sitio, donde antaño disfrutaba de los mismos placeres que acababa de destruir  y al cuartel se acercó con el niño en brazos a confesar su crimen y descansar en paz.

ARTURO

 

 

Autor: Plataforma de amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Artículos similares

Login

Contraseña perdida?